Share

Marketing directo: antes de empezar

¿Has iniciado una campaña de marketing directo o estás por hacerlo? Contra lo que muchas personas creen, marketing directo no es lo mismo, o mejor dicho, no es solamente publicidad, o una mezcla de publicidad y comunicación. Marketing directo, historia antigua  Entran dentro del marketing directo infinidad de propuestas, desde todas las relacionadas con las teleoperaciones hasta las que ofrecen los nuevos medios interactivos. Pero más allá de la definición, es interesante pensar que el marketing directo puede verse como un canal de distribución, un tipo de venta personal, una forma de promoción y publicidad y, en síntesis, una nueva forma de entender la comunicación entre la empresa y el cliente. Cómo no hacer marketing directo  Los adelantos científico-tecnológicos han permitido desvincular el marketing directo de la presencia física del promotor o vendedor, llevando a una mayor especialización y redefinición de su posibilidades y herramientas hasta considerarlo la estrategia de las estrategias de marketing de la compañía. Uno de los principales beneficios de una campaña de marketing directo, es que nos brindará información sobre nuestros clientes. Información que podremos volcar en nuestra base de datos, para segmentarla mejor, detectar las necesidades y deseos de nuestros clientes y enviarles nuestra publicidad antes que la competencia. Si tu idea de una campaña de marketing directo es enviar un millón de correos electrónicos a los clientes contenidos en una base de datos comprada en Internet, te adelantamos que está condenada al fracaso.Tiempo y dinero perdidos. Construye tu propia base de datos, con dedicación y paciencia; desarrolla una infraestructura que te permita procesar datos y responder las inquietudes de tus clientes. Ahora sí, puedes comenzar tu campaña de marketing directo. ¿Qué debes saber antes de la campaña?  Debes tener datos de los clientes y datos de la empresa.  Datos de los clientes: los que lo definen (tipológicos) como lugar de residencia, conformación de su familia, nivel de ingresos y estudios, etc.; los que definen su estilo de compra (datos de consumo), como qué compra, dónde, qué productos de nuestra empresa compra, con qué frecuencia.  Datos de la empresa: historia promocional de otras campañas que haya realizado la compañía, respuestas de los clientes, seguimiento.  
Share