Share

Radiografía de un cliente

UNO DE LOS GRANDES CAMBIOS EN mercadotecnia es el enfoque hacia el cliente: debes conocerlo, interpretarlo, anticiparte a sus elecciones, ser capaz de prever sus cambios… ¿Cómo hacerlo? Así como debes saber cuáles son las estrategias de tu competencia ¡también tienes que establecer cómo se comportan tus actuales o futuros clientes!

¿Qué compro yo?

 PARA LOS CLIENTES DECIDIR UNA COMPRA no es sencillo, y menos aún en tiempos de crisis. El dinero escasea, el tiempo también, y el cliente, que se comporta como un ser racional dentro del mercado, tratará de optimizar sus recursos para obtener el mejor rendimiento. Sin embargo, las decisiones de compra de los clientes reciben muchas influencias que quizás no llamaríamos “racionales” pero que pueden llegar a definir una transacción.

¿Qué compra él?

PARA EMPEZAR, su comportamiento recibe influencias de su cultura, el grupo social al que pertenece o cree pertenecer, su estilo de vida o el estilo de vida con el que se identifica. Por eso, muchas veces definir un segmento de clientes sólo por su edad, ingresos y gastos, puede llevarnos a una valoración equivocada. Hoy en día las tecnologías de la información y la comunicación te permiten segmentar al máximo tu universo de clientes; debes aprovecharlas para crear planes y productos específicos para cada segmento.

La caja negra del cliente

 CUANDO Internet hizo su irrupción en la esfera de lo cotidiano, se consideró que los principales usuarios eran las personas jóvenes, preferentemente profesionales y con alto poder adquisitivo. A medida que la tecnología comenzó a abaratarse y hacerse más accesible, las empresas tuvieron que incorporar nuevos segmentos. ¡Hoy en día, las estrategias de mercadotecnia de productos tecnológicos deben alcanzar al máximo universo de clientes posible!

Seguiremos ampliando esta y otras informaciones sobre el apasionante mundo del marketing,

 

 

 

Share